Monthly Archives: April 2013

¿Sobran medicamentos o faltan enfermedades? #NCI2013

Standard

La industria farmacéutica es un sector empresarial dedicado a la fabricación, preparación y comercialización de productos químicos medicinales para el tratamiento y también la prevención de las enfermedades. En sentido amplio es una industria, compuesta por empresas, que fabrican y comercializan productos necesarios.

Entonces… ¿dónde está el problema?

El problema radica en que como empresa que es, quiere obtener el máximo beneficio, rentabilizar al máximo sus investigaciones y sus proyectos. Esto supone un alto precio que paga el cliente, en nuestro caso el Sistema Público Sanitario.

¿Cómo funciona? Los médicos, a los que todos vamos y no cuestionamos, deben estar preparándose constantemente. Para informarlos, se crea la figura de los visitadores médicos, son personas cualificadas en una marca de medicamento y que le exponen al médico en cuestión cuales son las ventajas de ese fármaco y le anima a su prescripción. En otras ocasiones los médicos asisten a congresos (subvencionados por las distintas empresas) con el mismo fin, que el facultativo prescriba su marca y no otra o el genérico (medicamento que tiene el mismo principio activo que el de marca pero a un precio mas bajo, sería el medicamento de “marca blanca”).”La formación médica continuada es financiada en más del 90% por compañías farmacéuticas” explica Joan-Ramón Laporte, catedrático de farmacología de la Universidad Autónoma de Barcelona

Es decir, los médicos reciben a los visitadores médicos (comerciales) con el fin de que receten su marca, lo que implica el aumento de las ventas del fármaco que a su vez es directamente proporcional al aumento de los beneficios de la empresa que lo lanzó.

Otro aspecto a destacar, es el uso de las patentes. Después del desarrollo de este nuevo medicamento y antes de salir al mercado, se genera la patente. Ésta permite a la industria farmacéutica la implantación del precio. La patente está vigente 20 años, tiempo durante el cual el precio será el que le parezca oportuno a la empresa farmacéutica para la rentabilidad de todo ese proceso de investigación. Es decir, que el precio será arbitrario. Una vez la patente caduque, el precio del medicamento bajará.

Cabe resaltar que la obtención de un nuevo fármaco es complicada y hay que hacer un gran esfuerzo en I+D+i; por ello, multitud de estudios se centran en mejorar en algún aspecto un medicamento que ya esté inventado, es decir, aquellos que ya tienen en el mercado equivalentes químicamente casi idénticos. Éstos son los más rentables, por el poco gasto en investigación y la seguridad de que existe un mercado que ya usa ese tipo de fármaco.

 En relación a la industria farmacéutica y sus esfuerzos en I+D+i, me resulta muy interesante que la mayoría de esfuerzos que hace la industria está más relacionada con campañas de marketing de un medicamento meramente modificado y estrategias de venta, que en investigar sobre enfermedades mortales como el cáncer o el SIDA, enfermedades sin cura hoy en día.

 Henry Gadsden, ex director de la compañía farmacéutica Merck, dijo que su sueño era producir medicamentos para las personas sanas y así vender a todo el mundo.

Joan-Ramón Laporte (mencionado anteriormente) comentó: “Ahora las principales amenazas para la salud son el colesterol (cualquier cifra de colesterol), la osteoporosis de la mujer, la tristeza, la soledad, la timidez (rebautizada para la ocasión como fobia social), el luto, el complejo de Edipo, el niño inquieto, más recientemente el adulto revoltoso, la impotencia masculina, la calvicie, y en general cualquier causa de malestar”

Entre las artimañas de las que se nutre la industria farmacéutica para llevar a cabo la venta masiva e indiscriminada de medicamentos de cualquier tipo es disfrazar los nombres de las enfermedades comunes con sinónimos que suenan alarmantes para la población, medicando lo que en un pasado inmediato no eran enfermedades, con un decremento del índice numérico a partir del cual se padece o no una enfermedad…

Los expertos en salud pública alertan de la “excesiva medicalizasión” del sistema. España es el segundo país de consumo de fármacos del mundo. Este alto consumo no solo conlleva a un alto gasto para el sistema de salud público, si no que también hay que tener en cuenta los riesgos para la salud que conlleva la ingesta de tanto medicamento.

Estamos acostumbrados a lo fácil, la receta; incluso hay personas que si se van de la consulta sin ninguna prescripción médica no se sienten bien atendidos. Esta forma de actuar genera muchísimos beneficios para la industria farmacéutica. Tan importantes son éstos que es uno de los sectores económicos más importantes del mundo. La lista de las 500 empresas mayores del mundo (Fortune 500 list), indicaba en 2002 que las 10 mayores farmacéuticas tenían un total de beneficios superior al total de beneficios de las restantes 490 empresas de la lista.

Atendiendo a todo lo anterior puede parecer que a la farmaindustria le interesa más los rendimientos económicos que el bienestar social. Parece que los beneficios económicos que puede proporcionar una vacuna a la industria priman más que un proyecto sobre envejecimiento saludable, por el mero hecho de tener mayores rendimientos económicos. En definitiva, creo que, le beneficio económico no debe primar sobre la salud colectiva, que no deberían existir intereses económicos entre el gobierno y la industria farmacéutica.

 

Referencias:

http://getm.sen.es/tablon-de-anuncios/conflictos-de-intereses-relacionados-con-la-industria/

http://compostimes.com/2012/10/patentes-farmaceuticas-el-problema-real-de-la-pobreza-sanitaria/

http://www.lasexta.com/videos/salvados/2013-abril-7-2013040700009.html

http://periodismohumano.com/sociedad/salud/la-industria-farmaceutica-hoy.html

http://periodismohumano.com/sociedad/salud/promocionando-enfermedades-medicinas-para-los-sanos.html

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/01/29/actualidad/1359492181_655588.html

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/03/20/actualidad/1332260295_589522.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Industria_farmac%C3%A9utica

http://ventanaparaelalma.blogspot.com.es/2012/11/juan-ramon-laporta-y-los-medicamentos.html

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/04/29/actualidad/1367244107_558316.html

 

Step by Step #NCI2013

Standard

Hasta hace un par de semanas yo no tenía mucha idea de lo que era un blog, ni que debía escribir en él, ahora me estoy empezando a hacer una idea; para mí es un espacio personal, libre de publicidad donde yo podré expresar LIBREMENTE mi opinión, sobre cualquier tema que me sea interesante, y podré compartirla con todo el mundo.

Lo que me resulta muy interesante, lo que no  implica que sea bueno, es que todo el mundo puede expresar su opinión mas o menos formada sobre cualquier tema, opinión mas o menos cercana a la realidad, todo el mundo podrá dar su noticia, escribir su titular sin ser periodista, lo que nos puede inducir a tener conocimientos erróneos si no elegimos bien la fuente de información.

Bueno, pues siguiendo con lo anterior, llevo varios días pensando en como hacer esto y creo que lo mejor sería empezar explicando qué se yo de este mundo. Como todos, llevo ya muchos años teniendo ordenador en casa, aunque al principio solo era para hacer trabajos en “Word” más tarde se fue convirtiendo en un instrumento importante no solo por eso, sino también por INTERNET. Ahora, es tan importante, que parece imprescindible.

Internet, un gran universo del que voy aprendiendo poco a poco cosas; no solo a nivel académico (aprender), informativo, si no que también a nivel social, como consumidor, para formar opiniones sobre distintos cualquier tema, como entretenimiento…y todo esto teniendo en cuenta que conoceré una parte muy reducida de este gran mundo. 

Creo que también el Internet accesible viene de la mano de la evolución de los aparatos electrónicos, ordenadores personales, móviles, tablet, etc. Quiero detenerme en este punto, ya que para mi son muy importantes, no solo para informarme si no que forman parte de mi vida diaria, desde que me levanto hasta que me acuesto. Por ejemplo, mi smarphone (con Internet wifi) lo utilizo desde que me levanto, para ver el tiempo que hace hoy, hasta que me acuesto mirando el tablón de docencia (pagina de docencia de la facultad) por si tengo que imprimir algo o si mis amigos han recibido mis mensajes de wassap; pasando por juegos, Facebook y otras redes sociales, Dropbox, Google (donde busco cualquier cosa que no sepa o que me haya llamado la atención), paginas de ropa, correo electrónico, diarios digitales, videos graciosos y/o curiosos en Youtube, música, la serie que no pude ver ayer y que me gusta…

Además utilizo muchísimo la tablet, bueno en realidad estoy aún haciéndome con ella, ya que es un gran regalo que me hicieron hace poco y que me está resultando muy útil para todo lo que he comentado anteriormente. Yo, poco entendida en el tema, creía que era otro aparato electrónico más, pero conforme la uso me doy cuenta de su espectacular uso y creo que, por lo menos en mi caso, poco ha poco le va  a ir ganando terreno al ordenador. Por cierto, gracias otra vez por este magnífico regalo.

My personal learning enviroment

My Personal Learning Enviroment

Analizando mi PLE, con lo que me refiero al conjunto de herramientas, servicios y conexiones que empleo para alcanzar nuevas competencias y conocimientos; y según la escala de David Álvarez y su nivel de consecución de la competencia digital, yo creo q me situo en un 3 bajo.

Aunque mi nivel de conociendo de participar en comunidades virtuales, compartir información en la red, utilizar herramientas de trabajo colaborativo, perfiles digitales, es medio y también tengo relativamente en cuenta los principios legales; en lo referente a entender e interpretar los códigos comunicativos de la red capacidad de crear y editar contenidos digitales y a trabajar de forma creativa con las TIC no son mi fuerte.

Es decir, cuando utilizo información de la web para trabajos y para informarme no leo en cualquier web ni cualquier blog; para compartir información creo que tengo un buen manejo de correos electrónicos y las redes sociales las utilizo bastante (aunque en gran medida para el ocio); también utilizo herramientas de trabajo online sobre todo desde que estoy en la facultad (Swad, moodle, ugr). Ahora bien, no he utilizado los recursos digitales que tengo a mano, como los blog u otros, para editar información y compartirla, tampoco sé interpretar códigos propios que tiene la red y no tengo muy claro como participar en las comunidades virtuales.

 Para concluir, creo que lo más importante, y que intentaré llevar a cabo a partir de ahora, es aprovechar todas las herramientas que tengo a mi alcance, que puedo ampliar mi conocimiento y la posibilidad está aquí, que también tengo mi espacio para dar mi opinión, puedo formarme en cualquier tema y tengo que “aprender a aprender” y a comunicarme de una forma nueva.